Agresión Servidor Público Texas

¿Qué es un funcionario público agredido?

De conformidad con el artículo 22.01(a)-(b) del Código Penal de Texas, una persona comete agresión contra un funcionario público cuando, de forma intencionada, consciente o temeraria, causa lesiones corporales a una persona que sabe que es un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones oficiales, o en represalia por el ejercicio de un poder oficial. Esta definición amplía el marco jurídico más amplio en el que una persona comete agresión al causar intencionada, consciente o imprudentemente lesiones corporales a otra, incluidas amenazas de daño inminente, con disposiciones específicas para delitos contra funcionarios públicos.

En otras palabras, la agresión a un funcionario o servidor público es un cargo de agresión con dos elementos adicionales: a sabiendas de que la persona es un funcionario público y mientras el funcionario público estaba cumpliendo legalmente un deber oficial.

¿Cuál es el castigo por agredir a un funcionario público?

La agresión a un funcionario público es un delito grave de tercer grado, punible con 2 a 10 años de prisión. Además, si el delito se comete en un centro de internamiento civil, se considera un delito grave de tercer grado, lo que pone de relieve la gravedad de tales acciones en estos entornos. También se puede imponer una multa de hasta 10.000 dólares. El estatuto de limitaciones para este cargo es de tres años en Texas.

Agresión a un Agente de la Paz: Scottie Scheffler como ejemplo

Presunción de conocimiento

La Sección 22.01(d) del Código Penal crea la presunción de que el actor sabía que la persona agredida era un funcionario público si la persona llevaba un uniforme distintivo o una insignia que indicara su empleo como funcionario público o su condición de agente de seguridad, personal de servicios de emergencia, incluido el personal de servicios médicos de emergencia y el personal de la sala de urgencias. Esto abarca a las personas que prestan servicios críticos en beneficio del público en general durante situaciones de emergencia, destacando específicamente las funciones de los que están en emergencias médicas y en la sala de emergencias, subrayando su protección en virtud de la ley.

¿Quién es un funcionario público?

Un funcionario público es una persona empleada, nombrada o elegida como:

  • Un oficial de policía;
  • Agentes de policía;
  • Un empleado del gobierno;
  • Un agente del gobierno;
  • Un jurado o gran jurado;
  • Abogado que desempeña una función pública;
  • Candidato a un cargo público; etc.
  • Personal hospitalario(TX SB840, en vigor a partir del 1 de septiembre de 2023)

El uniforme o distintivo que llevan indica su empleo como funcionarios públicos.

Vea esta reseña de un cliente de Varghese Summersett: https://www.youtube.com/embed/vKhXn-9SI8U

¿Qué es la agresión con agravantes contra un funcionario público?

Si la agresión contra un servidor público o funcionario del gobierno causa lesiones corporales graves o implica el uso o exhibición de un arma mortal, el delito se convierte en Agresión Agravada a un Servidor Público. Este cargo es un delito grave de primer grado en Texas, castigado con hasta cadena perpetua y una multa máxima de 10.000 dólares.

¿Cuál es el plazo de prescripción de la agresión a un funcionario público?

El plazo de prescripción por agredir a un funcionario público es de tres años en Texas.

¿Qué es el acoso a un funcionario público?

El acoso a un funcionario público se produce cuando una persona, con la intención de agredir, acosar o alarmar al funcionario público, hace que éste entre en contacto con sangre, semen, flujo vaginal, orina o heces sabiendo que la persona es un funcionario público y mientras el funcionario público estaba cumpliendo legalmente un deber oficial.

El acoso a un funcionario público es un delito grave de tercer grado, castigado con penas de 2 a 10 años de prisión. También puede imponerse una multa de hasta 10.000 dólares. El plazo de prescripción del acoso a un funcionario público es de tres años en Texas.

Abogado de Defensa Criminal con Experiencia Defiende Acusaciones de Asalto en Fort Worth

Cualquier acusación de agresión a un funcionario público se tomará en serio. Otros oficiales, el detective de archivo, y el fiscal probablemente asumirán lo peor. Nuestros abogados analizaran cuidadosamente la evidencia del estado para ver si los elementos de la ofensa pueden ser encontrados. Hemos tenido casos desestimados después de encontrar pruebas favorables de video o audio que nuestro cliente no era culpable del delito imputado. Del mismo modo, la búsqueda de testigos y la obtención de declaraciones pueden ser vitales en su defensa.

En última instancia, tanto la agresión como la agresión con agravantes contra un funcionario público son delitos graves que deben presentarse ante el gran jurado para su acusación. En la mayoría de los casos, esa es la primera oportunidad real de poner fin a la acusación. Hay dos cosas importantes que recordar: En primer lugar, no haga declaraciones a la policía. En segundo lugar, póngase en contacto con un abogado con experiencia en defensa criminal tan pronto como sea posible para comenzar proactivamente la defensa del caso en su contra. Nosotros le podemos ayudar. Llame al 817-203-2220 para hablar con un miembro de nuestro equipo.

Cerrar icono
Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader