Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader

Fort Worth Federal Malversación Abogado

La característica distintiva de los casos de malversación es que implican una traición a la confianza. Dicho de otro modo, la malversación es un robo que se produce cuando alguien a quien se ha confiado la custodia de bienes, normalmente dinero, los toma para sí.

Mientras que el dinero privado suele estar protegido por las leyes estatales contra el robo, que pueden ser muy graves, el "dinero público" está protegido por la ley federal. Ese término se define en 18 USC 641 como "cualquier cosa de valor de los Estados Unidos". Eso no quiere decir que los agentes gubernamentales que utilizan la fuerza de su cargo para apropiarse de dinero privado no estén también sujetos a enjuiciamiento federal. Si se enfrenta a cargos por malversación de fondos, podría ser beneficioso hablar con nuestro equipo de abogados trabajadores y experimentados. Un abogado de malversación federal de Fort Worth podría guiarle a través del proceso legal y prepararle una defensa que se adapte mejor a su caso.

Nuestros abogados son su brújula en la tormenta.

Dinero público

Bajo la ley federal, los fiscales pueden establecer la malversación de fondos públicos de muchas maneras. Una de las teorías de enjuiciamiento más comunes es la prohibición general de malversación en virtud del 18 USC 641, que prohíbe a una persona "convertir a sabiendas para su uso o el uso de otro... cualquier cosa de valor de los Estados Unidos". Los infractores pueden ser condenados a penas de prisión de hasta 10 años.

Otros estatutos sobre malversación se aplican a personas concretas que tienen la obligación de rendir cuentas de los fondos públicos. En virtud del artículo 18 USC 643, los empleados federales que reciben dinero público pueden ser procesados por no rendir cuentas de dicho dinero. Esto también se considera malversación y conlleva hasta 10 años.

18 USC 648 es un poco diferente. No se dirige a los empleados públicos, sino a las personas encargadas de custodiar dinero público, como los empleados de banca. También están sujetos a una posible pena de 10 años de prisión si se apoderan del dinero que se les ha confiado.

Además, otros delitos tipifican la apropiación de bienes destinados a determinados programas gubernamentales, como ayudas económicas para oportunidades de empleo o un programa de asistencia sanitaria. Véase 18 USC 641-670.

Dinero privado

Otros delitos tipifican las acciones de depositarios, custodios y empleados federales de convertir o tomar dinero privado bajo el color de la autoridad o abusar de su acceso a dinero privado como funcionario en un banco asociado a la Reserva Federal. Por ejemplo, el 18 USC 656 prohíbe a los empleados y funcionarios relacionados con cualquier banco de la reserva federal, banco miembro, banco nacional o banco asegurado la malversación o el robo de los fondos "confiados a la custodia o cuidado de dicho banco." Sí, así es como la ley deletrea "confiado" en ese estatuto. Este delito conlleva hasta 30 años de prisión.

El 18 USC 654 prohíbe a los funcionarios o empleados de los Estados Unidos malversar o convertir en uso propio bienes ajenos "que lleguen a su poder o estén bajo su control en el ejercicio de dicho cargo". Este delito también puede conllevar una pena de 10 años de prisión.

También es ilegal solicitar regalos para ofrecerlos en beneficio de los Estados Unidos y luego robar dicho regalo. Este delito puede acarrear hasta 5 años en virtud del 18 USC 663.

En última instancia, la legislación federal impone graves sanciones a las personas encargadas del cuidado del dinero público y contiene múltiples estatutos para autorizar estos castigos.

Defensa en casos de malversación

Es importante que cualquier profesional que asista a personas acusadas de malversación tome medidas importantes rápidamente. En primer lugar, es importante revisar y comprender los registros financieros que rastrean el flujo de dinero que se cree que está implicado. También es importante asegurarse de que se entrevista a los compañeros de trabajo del objetivo, así como a los directivos, para averiguar la relación entre el objetivo y el supuesto denunciante que probablemente inició la investigación.

Estos pasos son necesarios para establecer cualquier explicación alternativa en cuanto a la narrativa del Gobierno. Es posible que los agentes federales, en un caso concreto, sólo hayan escuchado versiones del caso de un pequeño número de personas. A veces, estas personas podrían malinterpretar hechos relevantes o simplemente estar motivadas por factores que podrían cuestionar la exactitud de la investigación.

Además, los casos de malversación pueden llegar a ser complejos e implicar miles de registros gubernamentales, empresariales y financieros. La comprensión de estos documentos podría marcar una diferencia significativa para una persona acusada de robar o desviar fondos públicos o privados.

Además, investigar rápidamente el asunto podría darle la oportunidad de reunirse con los fiscales y ayudar a perfilar su comprensión del caso mientras los agentes federales realizan su propia investigación.

Como siempre, los abogados defensores deben ofrecer un asesoramiento y una representación sólidos en caso de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se esfuercen por interrogar a los objetivos, incluido, cuando proceda, el asesoramiento a los objetivos para que decidan no participar en dicho interrogatorio.

La decisión de proceder a juicio o intentar una declaración de culpabilidad negociada es del objetivo. El abogado tiene la responsabilidad de comprender los costes y beneficios de ambas vías en un caso concreto.

Nuestros abogados penalistas se interponen entre usted y el gobierno

Directrices de los Estados Unidos para la imposición de penas en casos de malversación de fondos

Como es el caso con la mayoría de los delitos de motivación financiera en el sistema federal, la Sección 2B1. 1 es la directriz aplicable para muchos casos de malversación. Debido a que casi todos los asuntos federales de malversación conllevan un rango legal de castigo de hasta 10 años de prisión, el nivel de delito base es típicamente 6.

El principal factor determinante de los delitos financieros federales es el importe de las pérdidas previstas o reales. Una pérdida intencionada es aquella que un acusado intentó robar, mientras que la pérdida real es la cantidad que el acusado realmente obtuvo. Esto es significativo porque las pérdidas previstas se cuentan generalmente como conducta relevante que puede utilizarse para aumentar una sentencia federal. En otras palabras, la cantidad sustraída, o que se pretendía sustraer, permite añadir niveles delictivos al delito base.

Además, pueden utilizarse otras características del delito para "aumentar" el cálculo de las Directrices o para añadir niveles delictivos. Ejemplos de estas mejoras incluyen: la participación de más de 10 víctimas, causar dificultades financieras sustanciales a más de 5 víctimas, la participación de miembros de una organización benéfica o política o miembros de una agencia gubernamental, la obtención de direcciones de correo electrónico a través de medios indebidos, y el abuso de posición de confianza. Esta lista no es exhaustiva.

Por supuesto, los antecedentes penales de un acusado también tienen un impacto significativo en los cálculos de las directrices. En pocas palabras, no se necesita necesariamente una cantidad asombrosa de pérdidas, especialmente combinada con la miríada de mejoras potenciales para que las sentencias federales impliquen múltiples años de prisión, incluyendo la posibilidad de alcanzar el máximo legal de 10 años. Esto es cierto incluso en ausencia de antecedentes penales significativos.

También es importante el hecho de que las Directrices no son obligatorias. Los jueces tienen la capacidad de dictar sentencias por encima y por debajo de las Directrices por muchas razones que un abogado defensor debe ser capaz de presentar para presentar (si es beneficioso) o abordar (si es perjudicial). También es necesario que un abogado sea capaz de evaluar adecuadamente el potencial de beneficios para las personas que proporcionan una cooperación sustancial.

Contrate a un abogado de Fort Worth especializado en malversación federal para obtener ayuda legal

En última instancia, la complejidad de estos casos, combinados con el alto nivel de exposición de sentencia que conllevan, requieren una representación minuciosa y proactiva de abogados que entienden los delitos financieros, la ley federal, y las tácticas de aplicación de la ley. Si usted está en el punto de mira de una investigación federal o ha sido acusado de malversación, llame a un abogado de malversación federal de Fort Worth para obtener ayuda hoy.

Los casos difíciles requieren los abogados más duros.

Cerrar icono
Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader