Abogado de Apelaciones Federales de Fort Worth

Aunque se supone que las condenas federales son definitivas cuando se dicta sentencia, sólo son definitivas si no existe recurso federal. Ciertos errores pueden hacer que las condenas y sentencias sean nulas si se recurren. Sin embargo, tales errores o "errores recurribles" deben estar presentes, preservados y adecuadamente recurridos para que una sentencia pueda ser anulada.

El proceso de preservación y apelación de errores es técnico y arduo. Es un esfuerzo combinado del abogado del juicio y del abogado de apelación. Es decir, la identificación y preservación de la apelación es necesaria en el tribunal de distrito, mientras que la redacción de los autos y escritos para presentar una apelación se realiza en el nivel de apelación.

Para discutir esta área es necesario definir algunos términos. Si usted está buscando para entender mejor el proceso de apelación, llegar a un abogado de apelaciones federales de Fort Worth para obtener ayuda.

Nuestros abogados penalistas se interponen entre usted y el gobierno

Tribunales federales de distrito

Hay aproximadamente 94 distritos federales. La mayoría de ellos utilizan varios jueces federales de distrito que son nombrados de por vida para presidir los casos. Por ejemplo, el Distrito Norte de Texas tiene cuatro divisiones (Dallas, Amarillo, Fort Worth y Lubbock) que utilizan más de 15 jueces distintos, cada uno de los cuales preside un tribunal de distrito independiente. Del mismo modo, los distritos Sur, Este y Norte de Nueva York, el Distrito Sur de Texas, el Distrito Oeste de Texas y el Distrito Norte de Illinois (en Chicago) cuentan con varios tribunales federales de distrito.

Procedimientos ante el Tribunal de Distrito

Las comparecencias, los alegatos, los juicios y las sentencias se llevan a cabo y se pronuncian en los tribunales de distrito. Esto significa que los juicios con jurado, las mociones de supresión, las mociones de desestimación, las declaraciones de culpabilidad y las sentencias federales tienen lugar en los tribunales de distrito y son oídas por jueces federales de distrito. También es aquí donde en última instancia se realizan los cálculos de las directrices.

Tribunales federales de apelación

Hay doce circuitos federales de apelación separados, cada uno de ellos dirigido por un panel de jueces nombrados de por vida.

Resultado de la imagen

Procedimientos federales de apelación

Los tribunales de apelación revisan si se produjo algún error estatutario, jurisprudencial o constitucional ante un tribunal de distrito. Por lo general, no hacen nuevas constataciones de los hechos (excepto en la práctica de los autos). Más bien, suelen tomar los hechos que se encuentran dentro de los tribunales de distrito y decidir si el proceso para llegar a tales conclusiones fueron legales y si la ley que se aplicó en un caso determinado se ajusta a los estatutos federales o la Constitución.

Tipos de recursos penales federales

Hay dos tipos de revisión en apelación. El primer tipo se conoce como apelación directa. El segundo tipo de revisión se conoce como práctica de writ. Estos también se conocen como acciones 2255 que se encuentran dentro de la Regla 22 de las Reglas Federales de Procedimiento de Apelación. Los writs también se conocen como writs of habeas corpus.

Recurso directo

El primer tipo se conoce como apelación directa. Estas revisiones determinan si el procedimiento utilizado en los tribunales de distrito fue adecuado y se ajustó a diversas disposiciones legales. Por ejemplo, si se celebró un juicio con jurado y se utilizó una instrucción incorrecta para el jurado, dicho error puede proporcionar una vía de apelación (si se preserva adecuadamente).

Para que se produzca una apelación directa en primer lugar, debe presentarse una notificación de apelación en el tribunal de distrito en el plazo de catorce días después de que se dicte sentencia. Si esta notificación no se presenta en ese plazo, el derecho de apelación puede quedar completamente excluido.

Una vez presentada la notificación, hay que solicitar el acta del secretario judicial y el acta del secretario judicial. Estos registros constituyen el expediente completo y son las cuatro esquinas que abarcan el material que puede ser revisado en una apelación directa. En otras palabras, sólo la información contenida en el expediente puede ser revisada en una apelación directa.

Todas las sentencias y condenas penales conllevan un derecho de recurso directo. Es decir, todo condenado tiene derecho a recurrir su sentencia. También cabe señalar que los acusados pueden renunciar a su derecho de apelación. Es habitual que los acusados lo hagan si persiguen un acuerdo con el Gobierno por el que se declaran culpables a cambio de la desestimación de cargos colaterales o en busca de una recomendación de sentencia por parte del Gobierno. La decisión de escribir una apelación es una decisión crítica para un abogado defensor a nivel del tribunal de distrito y sólo debe hacerse después de una cuidadosa consideración.

Nuestros abogados son su brújula en la tormenta.

Mandatos federales

El segundo tipo de revisión se conoce como práctica de writ. También se conocen como acciones 2255 que se encuentran dentro de la Regla 22 de las Reglas Federales de Procedimiento de Apelación. Estos procedimientos requieren la presentación de pruebas adicionales. Por ejemplo, si un acusado considera que su abogado le prestó una asistencia ineficaz, podría intentar presentar una petición 2255 sobre la base de la Sexta Enmienda, declarando que se le denegó su derecho constitucional a un abogado. Sin embargo, el tribunal de distrito no tendrá pruebas de ineficacia. En cambio, el abogado apelante tratará de presentar declaraciones juradas de los acusados, de los abogados a nivel de juicio/distrito, y otros, para establecer nueva información que podría establecer que el derecho de un acusado a la asistencia efectiva de un abogado no fue honrado. Estos procedimientos también se utilizan para presentar pruebas de la inocencia real sobre la base de nuevas pruebas, como un testigo que se retracta o pruebas de ADN recién descubiertas.

Como ya se ha dicho, es importante que el abogado que actúe ante el tribunal de distrito sea consciente de la ley y de la posibilidad de que se produzca un error. Esto es importante por dos razones. En primer lugar, evitar que el tribunal de distrito aplique una ley incorrecta puede ayudar a mejorar las perspectivas del acusado en el juicio. Utilizando el ejemplo anterior relativo a las instrucciones al jurado, los abogados litigantes deben asegurarse de que se dan instrucciones legales y de que se utilizan instrucciones que ayuden a avanzar la posición del cliente.

Otro ejemplo son las peticiones de supresión. Si los registros e incautaciones se llevan a cabo de forma indebida o ilegal, ciertas pruebas pueden resultar inadmisibles. La comprensión de la jurisprudencia vigente y de los principios constitucionales es fundamental en estas circunstancias.

También es importante desde el punto de vista de la apelación el hecho de que no todos los errores pueden ser revisados por los tribunales de apelación. Es decir, sólo los errores que se conservan en el tribunal de distrito son generalmente revisables.

Preservación del error para la apelación federal

¿Qué es la preservación de errores? En pocas palabras, para preservar un error para su revisión en apelación, el abogado litigante debe hacer una objeción en el juicio o presentar una moción previa al juicio solicitando una decisión del tribunal de distrito. Es importante que, en general, los tribunales de apelación sólo evalúan las órdenes o resoluciones del tribunal de distrito. Esto significa que si se produce un error y el abogado litigante no lo objeta, dicho error no queda preservado para su revisión en apelación. En otras palabras, tal error es como un árbol que cae en el bosque sin que nadie esté presente para oírlo. No es nada.

Nuestros abogados son su puente sobre aguas turbulentas.

Errores fundamentales en los casos

[Hay algunas revisiones que pueden tener lugar por error no reservado, pero tienden a aplicarse sólo en circunstancias en las que se violan derechos fundamentales. Se trata de una jerga jurídica que, en pocas palabras, limita el error no reservado a errores dramáticos y atroces, como la denegación de un contrainterrogatorio o que un juez exprese flagrantemente su opinión sobre la culpabilidad o inocencia de un acusado ante el jurado. En otras palabras, muy pocos errores, si es que hay alguno, pueden considerarse fundamentales. Por lo tanto, preservar el error es de vital importancia para que cualquier apelación tenga una posibilidad razonable de éxito].

La preservación del error es una práctica fundamental que debe ser una prioridad para cualquier abogado defensor en el juicio. Ya se trate de hacer una objeción por escrito dentro de un informe previo a la sentencia (PSR), la presentación de una moción para suprimir alegando un interrogatorio o registro ilegal, o hacer una objeción a la falta de presentar una instrucción adecuada al jurado o la admisión de pruebas en contravención de las Reglas Federales de Evidencia, el abogado del juicio están en la primera línea de preservación de errores para la apelación. Si el abogado litigante no cumple con su deber, puede costarle al cliente la posibilidad de rectificar un error en el tribunal de primera instancia.

También incumbe a los abogados defensores actuar con eficacia. Es decir, deben diseñar una estrategia inteligente para el juicio o la sentencia. Deben revisar diligentemente el descubrimiento y buscar defensas y la investigación necesaria para considerar posibles defensas. Este es también un deber del abogado del juicio.

En cuanto a los recursos de hábeas corpus, el abogado de apelación debe ser hábil para encontrar la manera de establecer ciertos hechos que no son obvios en un expediente de apelación. A menudo, los abogados defensores necesitan entrevistar a los testigos o al abogado del juicio para tratar de determinar si a un cliente no se le prestó una asistencia eficaz. En los casos de reclamaciones de inocencia real, deben ser hábiles para asegurarse de que cualquier prueba física se comprueba adecuadamente para establecer si existe la posibilidad de que un delito haya ocurrido de una manera diferente a la argumentada por el fiscal en el juicio, o si tales pruebas cuestionan si se produjo un delito en primer lugar.

Para todo tipo de apelaciones, ya sean directas o por mandato judicial, el abogado de apelación debe investigar diligentemente la jurisprudencia aplicable y las leyes federales. Deben ser capaces de defender eficazmente su caso por escrito mediante un escrito de apelación. También deben comprender los procedimientos legales y los plazos para la presentación de un escrito.

Además, es importante que los abogados de apelación presenten escritos que cumplan ciertos requisitos de formato y extensión.

Cómo puede ayudar un abogado de apelaciones federales de Fort Worth

A la hora de tomar una decisión sobre en quién puede confiar para su apelación federal, querrá saber qué es lo que hace único a un abogado o a un bufete de abogados. Entre los abogados de Varghese Summersett se encuentran dos ex fiscales federales y tres especialistas en derecho penal certificados por la Junta. Hemos presentado diversos recursos penales ante tribunales federales. Sin embargo, no tramitamos recursos federales. Para una apelación directa en un caso penal federal, póngase en contacto con un abogado de apelaciones penales federales de Fort Worth hoy mismo.

nuestro banquillo es profundo

Cerrar icono
Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader