Tres divisiones. Una empresa.
Innumerables vidas cambiaron.
Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader
Accidentes con árboles de Navidad

Accidentes con árboles de Navidad: Consejos de seguridad para unas felices fiestas

Aunque los árboles de Navidad aportan alegría y espíritu festivo, también pueden ser causa de accidentes graves y lesiones catastróficas. Incendios, caídas, electrocuciones y laceraciones por accidentes con árboles de Navidad pueden convertir rápidamente la alegría navideña en lágrimas.

Cada año, cientos de personas acaban en el hospital por accidentes y errores en los árboles de Navidad, a menudo sin tener culpa alguna. Algunas lesiones, como los cortes por adornos rotos, pueden ser relativamente leves, mientras que otras pueden alterar la vida, como las quemaduras por incendios eléctricos o los aplastamientos por caídas o vuelcos de los árboles.

Si usted o un ser querido ha sido lesionado en un accidente de árbol de Navidad debido a la negligencia de otra persona, usted puede tener derecho a una indemnización por gastos médicos, salarios perdidos, dolor y sufrimiento, y más. En este artículo, los abogados de lesiones personales de Texas en Varghese Summersett Injury Law Group explican accidentes comunes de árboles de Navidad, el proceso para recuperar la compensación si usted ha sido lesionado, y cómo nuestro bufete de abogados puede ayudar.

También ofrecemos 15 importantes consejos de seguridad para los árboles de Navidad que esperamos le ayuden a usted, a su familia y a sus mascotas a no lesionarse estas fiestas.

Principales conclusiones

  • Los accidentes y lesiones en los árboles de Navidad pueden evitarse siguiendo los protocolos de seguridad. Reduzca los riesgos de incendio colocando correctamente las luces, garantizando la seguridad eléctrica y utilizando adornos resistentes al fuego.
  • Las averías eléctricas, los cables defectuosos, los circuitos sobrecargados y las luces navideñas defectuosas son las principales causas de los incendios de árboles de Navidad.
  • Los propietarios de viviendas, los dueños de propiedades, los fabricantes y los minoristas podrían ser considerados responsables de los accidentes con árboles de Navidad. Si usted o un ser querido ha resultado herido en un accidente con un árbol de Navidad, es esencial ponerse en contacto con un abogado con experiencia en lesiones personales.

Accidentes comunes con árboles de Navidad

Accidentes comunes con árboles de Navidad

Todos los años, familias de todo el mundo participan en la antigua tradición de colocar un árbol de Navidad. Aunque estos árboles traen la alegría festiva a nuestros hogares, también conllevan riesgos potenciales. Comprender los tipos más comunes de accidentes con árboles de Navidad es crucial para tomar medidas preventivas que garanticen que la temporada siga siendo alegre y brillante para todos. He aquí las causas más comunes de accidentes con árboles de Navidad:

  • Incendios: Los incendios de árboles de Navidad figuran entre los accidentes más graves. Pueden producirse por fallos eléctricos en las luces, enchufes sobrecargados o árboles colocados demasiado cerca de fuentes de calor. Sobre todo si se trata de árboles de verdad secos, el riesgo de que una pequeña chispa se convierta en un gran incendio es considerable.
  • Caídas: Las caídas mientras se decoran, montan o desmontan árboles de Navidad son otra causa común de accidentes con árboles. Las caídas también pueden producirse por el uso inadecuado o no acompañado de escaleras o taburetes. Tomar conciencia de los peligros potenciales y adoptar las precauciones necesarias puede evitar muchos de estos accidentes.
  • Electrocuciones: Los cables eléctricos dañados o las luces navideñas defectuosas pueden provocar electrocuciones, un riesgo que aumenta con el uso de árboles reales con adornos metálicos o árboles metálicos.
  • Laceraciones y cortes: Los bordes afilados de los adornos o las bombillas rotas, sobre todo las de cristal, pueden provocar cortes y laceraciones, que a veces requieren atención médica.
  • Lesiones por ingestión: Las mascotas y los niños pequeños pueden caer en la tentación de masticar o tragar pequeños adornos, agujas de pino o incluso fragmentos de adornos rotos. Estas lesiones por ingestión pueden ser perjudiciales y requieren atención médica inmediata.
  • Reacciones alérgicas: El "síndrome del árbol de Navidad", causado por las esporas de moho que suelen encontrarse en los árboles de verdad, puede desencadenar reacciones alérgicas, lo que se suma a la lista de posibles riesgos para la salud.

Los árboles de Navidad son una tradición estacional muy apreciada, pero también pueden suponer peligros importantes para nuestras familias, amigos, niños y mascotas. Por ejemplo, pueden provocar un incendio, sobre todo los árboles de verdad, que pueden secarse, o provocar lesiones por la caída de los adornos o del propio árbol. Es esencial ser consciente de estos riesgos potenciales y seguir las directrices de seguridad para garantizar unas fiestas alegres y sin accidentes.

Lesiones comunes en los árboles de Navidad

 

Lesiones comunes en los árboles de Navidad

Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, cada año se producen una media de 350 lesiones relacionadas con accidentes en árboles de Navidad. Las lesiones causadas por accidentes en árboles de Navidad varían, siendo las más frecuentes las laceraciones por adornos rotos, las caídas al montar o desmontar el árbol y las descargas eléctricas por luces defectuosas. A continuación se describen los tipos más comunes de lesiones en los árboles y por qué es tan importante la seguridad en los árboles de Navidad:

Quemaduras: A menudo provocadas por fallos eléctricos o por velas demasiado cerca del árbol, las quemaduras pueden ir de leves a graves. Asegurarse de que todas las luces están en buen estado y mantener el árbol alejado de las llamas es esencial para la seguridad del árbol de Navidad.

Lesiones cerebrales traumáticas: Las caídas durante la decoración o debidas al desplome de un árbol pueden provocar lesiones en la cabeza, incluidas conmociones cerebrales o traumatismos craneoencefálicos más graves. Utilizar escaleras estables y asegurar la base del árbol puede ayudar a prevenir este tipo de accidentes.

Lesiones medulares: Al igual que las lesiones cerebrales , las caídas también pueden provocar daños en la médula espinal, lo que puede provocar discapacidades a largo plazo. Las prácticas de decoración seguras son cruciales para mitigar este riesgo.

Huesos rotos: Los suelos resbaladizos, las escaleras inestables o los árboles que se caen pueden provocar caídas y fracturas óseas. Mantener un espacio despejado alrededor del árbol y utilizar el equipo adecuado puede reducir las posibilidades de que se produzcan este tipo de lesiones.

Esguinces y torceduras: Un esfuerzo excesivo durante el montaje o la decoración del árbol puede provocar distensiones musculares y esguinces. Es importante ser consciente de los límites físicos y pedir ayuda cuando sea necesario.

Cortes y contusiones: Los adornos rotos o las ramas afiladas pueden causar cortes, mientras que los choques accidentales con el árbol o los adornos pueden provocar contusiones. La manipulación cuidadosa de los adornos y la vigilancia del entorno son medidas preventivas fundamentales.

La alegría de un árbol de Navidad puede verse ensombrecida por el riesgo de lesiones si no se da prioridad a la seguridad. Conociendo estos tipos habituales de lesiones y tomando medidas proactivas para prevenirlas, las familias pueden disfrutar de las fiestas sin preocuparse por los accidentes. Recordemos que un poco de precaución y preparación pueden contribuir en gran medida a que nuestros recuerdos navideños estén llenos de felicidad, no de accidentes.

Árboles artificiales frente a árboles de verdad

Por qué los árboles artificiales y reales pueden suponer un riesgo para la seguridad

Las fiestas navideñas suelen girar en torno al árbol de Navidad, símbolo de alegría y celebración. Sin embargo, tanto si eliges un árbol real por su encanto natural como un árbol artificial por su comodidad, ambos tipos conllevan riesgos de seguridad distintos.

Árboles de Navidad de verdad: Peligros para la seguridad

Los árboles de Navidad de verdad, aunque ofrecen una experiencia navideña tradicional y auténtica, conllevan problemas de seguridad específicos, entre ellos:

Riesgo de incendio: Los árboles de verdad son muy inflamables, sobre todo cuando se secan. De hecho, tienen tres veces más probabilidades de provocar un incendio que un árbol artificial y pueden quedar envueltos en llamas en menos de 10 segundos. Mantenerlos hidratados es crucial, ya que los árboles secos pueden incendiarse fácilmente con fuentes de calor o luces eléctricas. Es un factor importante a tener en cuenta a la hora de elegir el árbol para las fiestas.

Peligros del riego: El riego regular es esencial, pero los derrames de agua pueden crear riesgos de resbalones y caídas o provocar cortocircuitos eléctricos si el agua entra en contacto con cables de luz o alargadores.

Presencia de plagas: En ocasiones, los árboles de verdad pueden albergar insectos o moho, que pueden causar reacciones alérgicas o problemas respiratorios a algunas personas.

Preocupación por la eliminación: Después de las vacaciones de invierno, hay que tener mucho cuidado a la hora de deshacerse de un árbol de verdad. Los árboles secos que se dejan en el interior o se desechan de forma inadecuada pueden suponer un riesgo de incendio.

Árboles artificiales: Peligros para la seguridad

Los árboles de Navidad artificiales son prácticos, pero tienen sus propios problemas de seguridad:

Riesgos químicos y de incendio: Aunque son menos propensos a incendiarse que los árboles de verdad secos, los árboles artificiales más viejos o de menor calidad pueden presentar riesgos de incendio. Algunos también pueden contener sustancias químicas nocivas como plomo y otros metales en el PVC utilizado para las agujas. Estas sustancias químicas pueden suponer un riesgo para la salud si se ingieren o inhalan. Es imprescindible asegurarse de que los árboles artificiales cumplen las normas de seguridad y están fabricados con materiales no tóxicos.

Problemas eléctricos: Los árboles artificiales preiluminados vienen con iluminación incorporada, que puede funcionar mal y suponer un riesgo de incendio si el cableado se degrada con el tiempo.

Estabilidad estructural: Los árboles artificiales varían en calidad, y los modelos más baratos pueden tener poca estabilidad, con riesgo de derrumbarse o caerse, especialmente si se sobrecargan con adornos.

Problemas de almacenamiento: Un almacenamiento inadecuado puede dañar las luces o deshilachar los cables, lo que aumenta el riesgo de accidentes en los años siguientes.

Es importante seguir las precauciones de seguridad tanto para árboles reales como artificiales, como asegurarse de que todas las decoraciones y luces están diseñadas específicamente para su uso en interiores o exteriores, según corresponda. Ser consciente de los tipos de accidentes y posibles peligros con las luces eléctricas reales y de exterior y los árboles artificiales puede evitar percances y garantizar una celebración navideña segura.

Árboles artificiales frente a árboles de verdad

Prevalencia de los incendios de árboles de Navidad

La Administración de Incendios de EE.UU. informa de que cada año se atribuyen aproximadamente 200 incendios a los árboles de Navidad. Por término medio, cada año se producen 160 incendios de estructuras domésticas causados por árboles de Navidad. El número de incendios de árboles de Navidad en Estados Unidos se ha mantenido relativamente estable en la última década. Aun así, estas estadísticas subrayan la importancia de adoptar medidas de seguridad adecuadas a la hora de elegir, mantener y decorar los árboles de Navidad. Seguir los consejos de seguridad recomendados para los árboles de Navidad y ser consciente de los peligros potenciales puede reducir significativamente el riesgo de que se produzca un incendio devastador en su hogar.

Causas de los incendios en los árboles de Navidad

Los cortocircuitos en las luces eléctricas son una de las causas principales de los incendios de árboles de Navidad. Del mismo modo, las llamas abiertas de velas, mecheros o cerillas también pueden provocar fácilmente un incendio. Se calcula que aproximadamente el 25% de los incendios de árboles de Navidad se atribuyen a fallos eléctricos. Los fallos eléctricos típicos que pueden provocar incendios en los árboles de Navidad incluyen averías eléctricas, como cableado defectuoso o circuitos sobrecargados, y el mal funcionamiento de las luces o los adornos navideños.

Las luces de Navidad defectuosas pueden suponer un riesgo de incendio debido a cortocircuitos eléctricos o cables deshilachados en los hilos luminosos, así como a la sobrecarga de los circuitos eléctricos. Si inspecciona sus luces navideñas en busca de daños y se asegura de que son adecuadas para su uso en interiores o exteriores, puede ayudar a prevenir estos peligrosos incendios.

Consejos de seguridad para el árbol de Navidad

Consejos de seguridad para árboles de Navidad: Cómo evitar accidentes con los árboles de Navidad

La seguridad de los árboles de Navidad es vital y, si sigue algunos consejos de seguridad, podrá evitar accidentes que podrían provocar lesiones o daños materiales. He aquí algunos consejos a tener en cuenta:

  1. Elige el árbol adecuado: En el caso de los árboles de verdad, elige uno fresco con agujas verdes que no se caigan al tocarlo. En el caso de los árboles artificiales, elige uno cuya etiqueta indique que es resistente al fuego.
  2. La ubicación es importante: Coloca el árbol lejos de fuentes de calor como chimeneas, radiadores, velas, rejillas de calefacción o luces. Las fuentes de calor pueden secar rápidamente un árbol de verdad, aumentando el riesgo de incendio.
  3. Asegure firmemente el árbol: Asegúrate de que el árbol esté estable y no se vuelque. Utiliza un soporte de árbol resistente y, si es necesario, sujeta la parte superior del árbol a una pared o al techo con alambres guía finos.
  4. Riegue los árboles de verdad con regularidad: Mantenga la base del árbol llena de agua para evitar que se seque. Un árbol seco supone un importante riesgo de incendio.
  5. Compruebe la seguridad de las luces: Utilice únicamente luces cuya seguridad haya sido comprobada por un laboratorio de pruebas reconocido, como Underwriters Laboratories Inc. (UL). Compruebe cada juego de luces para ver si hay casquillos rotos o agrietados, cables pelados o deshilachados, o conexiones de bombillas sueltas. Sustituya las luces dañadas y asegúrese de que están homologadas para su uso en interiores o exteriores.
  6. Utiliza luces LED: Las luces LED no sólo son eficientes desde el punto de vista energético, sino que también generan menos calor, lo que las hace más seguras para su uso en el árbol. Además, duran más y reducen el riesgo de sobrecalentamiento o incendio.
  7. Apague las luces cuando esté desatendido: Apague siempre las luces del árbol de Navidad antes de salir de casa o irse a dormir. Así se reduce el riesgo de que se inicie un incendio mientras duermes o estás fuera.
  8. Evite sobrecargar las tomas de corriente: Enchufa las luces en circuitos diferentes para evitar sobrecargar una sola toma, lo que puede provocar percances eléctricos e incendios.
  9. Utilice decoraciones adecuadas: Decore pensando en los niños y las mascotas. Evita los adornos puntiagudos, que puedan romperse o que sean tan pequeños que supongan un riesgo de asfixia.
  10. Elija adornos incombustibles: Opte por adornos incombustibles o resistentes al fuego para reducir el riesgo de incendio. Evita utilizar adornos de papel, tela u otros materiales altamente inflamables.
  11. Deshágase del árbol correctamente: Después de las fiestas, deshágase rápidamente de los árboles de verdad. No los deje en casa ni en el garaje, ni apoyados en el exterior de la vivienda. Aproveche los programas locales de reciclaje o haga que recojan el árbol inmediatamente después de las fiestas.
  12. Mantenimiento regular de los árboles artificiales: Si tienes un árbol artificial, especialmente uno ya iluminado, inspecciónalo en busca de signos de desgaste antes de colocarlo. Busque cables y luces dañados.
  13. Concienciación sobre las alergias: En el caso de los árboles de verdad, ten en cuenta las posibles reacciones alérgicas. Limpia el árbol en el exterior antes de introducirlo en casa para eliminar parte de las esporas de moho.
  14. Eduque a los miembros de la familia: Asegúrate de que todos los miembros de la familia comprenden las normas de seguridad del árbol, especialmente la importancia de no jugar a su alrededor ni manipular los componentes eléctricos.
  15. Sea precavido con las velas: Cuando utilice velas cerca de un árbol de Navidad, manténgalas a una distancia mínima de 30 cm de materiales combustibles, como cortinas o muebles, y evite utilizar velas con adornos en su interior, ya que el papel o la corteza del árbol pueden encenderse. Recorta las mechas a 1/4 de pulgada y nunca dejes una vela encendida sin vigilancia. Siga estos consejos de seguridad para árboles de Navidad y evitará accidentes, garantizando unas fiestas seguras y agradables.

Quién puede ser responsable de un accidente con un árbol de Navidad

En caso de accidente con un árbol de Navidad, varias partes pueden ser consideradas legalmente responsables, entre ellas:

Responsabilidad del propietario

En caso de incendio de un árbol de Navidad, los propietarios pueden ser legalmente responsables, especialmente si el incendio provoca daños a la propiedad de otra persona. Esta responsabilidad se deriva de la obligación del propietario de garantizar que su propiedad, incluidos los adornos navideños como los árboles de Navidad, no suponga un peligro para los demás.

Responsabilidad del propietario

Los propietarios, distintos de los dueños de las viviendas, también pueden ser considerados responsables de accidentes relacionados con árboles de Navidad en sus instalaciones. Si la colocación de adornos festivos provoca lesiones o pérdidas, y se determina que el propietario fue negligente a la hora de mantener un entorno seguro, puede ser legalmente responsable.

Responsabilidad del fabricante

Los fabricantes de productos para árboles de Navidad pueden ser responsables si un incendio o accidente es causado por un producto defectuoso. Además, si no proporcionan advertencias o precauciones adecuadas de seguridad contra incendios con sus productos, pueden ser considerados responsables de los daños o lesiones resultantes. Las instrucciones del fabricante deben ser siempre claras y completas, y proporcionar a los usuarios información esencial sobre seguridad y pautas de uso adecuadas para evitar accidentes.

Responsabilidad del minorista

Los minoristas de árboles de Navidad podrían incurrir en responsabilidad civil en caso de accidente, sobre todo si se trata de un incendio evitable que daña bienes que no son del propietario o si un árbol vendido por ellos contribuye a un accidente que causa lesiones. Se aconseja a los minoristas que contraten un seguro de responsabilidad civil especializado para cubrir los riesgos asociados a sus locales y a los productos que venden.

Si usted o un ser querido ha resultado herido en un accidente con un árbol de Navidad, es importante que se ponga en contacto con un abogado experto en lesiones personales lo antes posible. El abogado será capaz de determinar si la negligencia contribuyó al accidente y puede guiarle a través del proceso legal de búsqueda de compensación. Evaluará las circunstancias que rodearon el incidente, reunirá pruebas y ayudará a determinar la responsabilidad, asegurándose de que sus derechos estén protegidos y de que reciba el recurso legal adecuado por sus lesiones y pérdidas.

Indemnización por daños causados por árboles de Navidad

Indemnización por lesiones causadas por árboles de Navidad

Cuando se produce un accidente con un árbol de Navidad debido a una negligencia, la parte perjudicada puede tener derecho a reclamar una indemnización. Este proceso implica comprender y clasificar los tipos de daños que puede reclamar. Estos suelen dividirse en económicos, no económicos y, en algunos casos, daños punitivos.

Daños económicos

Los daños económicos se refieren a las pérdidas financieras cuantificables derivadas del accidente. Incluyen:

Gastos médicos: Gastos de tratamiento médico inmediato, cuidados continuados, rehabilitación y cualquier necesidad médica futura relacionada con la lesión.

Salarios perdidos: Indemnización por los ingresos perdidos debido al tiempo de baja laboral tras el accidente.

Daños materiales: Gastos de reparación o reposición de los bienes dañados en el siniestro, como la vivienda o los efectos personales.

Daños no económicos

Los daños no económicos cubren las pérdidas más intangibles que no tienen un valor específico en dólares. Entre ellos se incluyen:

Dolor y sufrimiento: Indemnización por el dolor físico y la angustia emocional causados por la lesión.

Pérdida del disfrute de la vida: Indemnización por la imposibilidad de disfrutar de aficiones y otras actividades en las que solía participar el lesionado antes del accidente.

Angustia emocional: Indemnización por impactos psicológicos como ansiedad, depresión y trauma.

Daños punitivos

En los casos en que las acciones del demandado fueron particularmente imprudentes o maliciosas, pueden concederse daños punitivos. Estos daños no están ligados a las pérdidas directas de la parte perjudicada, sino que pretenden castigar al infractor y disuadir de comportamientos similares en el futuro.

No existe un método estandarizado para determinar el valor del dolor y el sufrimiento en las demandas por lesiones causadas por árboles de Navidad, y la cuantía de los daños se determina de forma individual, teniendo en cuenta diversos factores. Es esencial consultar con un abogado de lesiones personales para evaluar su caso particular y determinar la compensación potencial.

Navegar por el proceso judicial

La búsqueda de compensación implica complejidades legales, por lo que es crucial trabajar con un abogado experimentado en lesiones personales. El abogado lo hará:

Investigar el accidente: Reunir pruebas para determinar la responsabilidad.

Calcular los daños: Determinar el alcance total de los daños, tanto económicos como no económicos.

Negociar con las compañías de seguros: Gestionar todas las comunicaciones y negociaciones con los proveedores de seguros.

Representarle ante los tribunales: Si es necesario, presentar una demanda y representarlo en la corte para luchar por una compensación justa por sus lesiones. Vea este video del abogado Ty Stimpson para aprender más sobre el proceso de demanda por lesiones personales.

¿Herido en un accidente con un árbol de Navidad? Póngase en contacto con nosotros.

La asistencia jurídica es imprescindible si usted o un ser querido ha sufrido lesiones en un accidente con un árbol de Navidad. Varghese Summersett Injury Law Group se especializa en la representación de víctimas de lesiones graves y familias en casos de muerte por negligencia y catástrofes, proporcionando asesoramiento jurídico y defensa a las personas que han sufrido debido a la negligencia de otros. Con un profundo conocimiento de la ley de lesiones personales, la firma se dedica a ayudar a los clientes a navegar por las complejidades de sus situaciones legales, asegurando que reciban la compensación que merecen por sus pérdidas y sufrimientos.

En Varghese Summersett Injury Law Group, entendemos que lidiar con las secuelas de un accidente con un árbol de Navidad puede ser abrumador, tanto emocional como financieramente. Por eso trabajamos con honorarios condicionales, lo que significa que usted no paga honorarios legales a menos que ganemos su caso. Este enfoque le permite centrarse en la curación y la recuperación sin el estrés de los costos por adelantado. Estamos comprometidos a abogar por sus derechos y asegurar la compensación máxima que se merece. Si usted o un ser querido ha sido afectado por un incidente de este tipo, no dude en ponerse en contacto con nosotros en (817) 207-4878 (para una consulta gratuita. Nuestro equipo dedicado está aquí para guiarlo a través de cada paso del proceso legal con compasión y experiencia.

Datos básicos sobre la seguridad de los árboles de Navidad

Datos básicos sobre la seguridad de los árboles de Navidad

El principal problema de seguridad de los árboles de Navidad de verdad

El principal problema de seguridad a la hora de utilizar árboles de Navidad de verdad es la posibilidad de que se produzca un incendio debido a una combinación de fallos eléctricos y a que el árbol se seque.

Asegúrate de que tu árbol de Navidad está a prueba de niños (y mascotas)

Asegure el árbol de Navidad colocando una barrera a su alrededor, como una puerta extensible para bebés o una valla para perreras. Cargue el árbol por la parte superior y estabilícelo en el suelo, luego vuelva a colocarlo para que quede fuera del alcance de los niños. Opta por adornos aptos para niños y asegúrate de cambiar los ganchos de los adornos y ocultar cables y enchufes.

No deje nunca el árbol de Navidad desatendido

No es seguro dejar un árbol de Navidad desatendido, ya que debe mantenerse al menos 30 cm de espacio alrededor del mismo cuando se quema.

Regar árboles de Navidad reales a diario

Riega el árbol de Navidad de verdad a diario para evitar que se seque y se convierta en un peligro de incendio.

Utilice el tipo adecuado de luces en su árbol de Navidad

Para que el árbol de Navidad sea seguro y festivo, utiliza luces homologadas para uso interior o exterior y comprueba que no estén dañadas o desgastadas antes de usarlas.

Los accidentes con árboles de Navidad pueden tener consecuencias devastadoras, pero si sigues los consejos de seguridad y las precauciones descritas en este artículo, podrás reducir en gran medida los riesgos asociados tanto a los árboles reales como a los artificiales. Recuerde que debe elegir un árbol fresco y bien regado, inspeccionar las luces navideñas en busca de daños y mantener las velas y otras fuentes de calor alejadas del árbol.

Si usted o un ser querido ha sido lesionado en un accidente de árbol de Navidad, llame a Varghese Summersett Injury Law Group al 817-203-4878 (HURT).

Artículos relacionados
Cerrar icono
Reseñas
Acerca de
Llame a
Horario
Buscar en
js_loader